ESTADO FINAL
     
     
 
     
     
 
     
     
 
     
     
 
     
     
 
     
     
     
     

Restauración de un Niño Jesús de autor desconocido, perteneciente a una colección particular de la ciudad de Málaga. Podemos fechar esta escultura sacra en la órbita de los imagineros malagueños activos en el siglo XVIII.

A la pieza, labrada en madera policromada al óleo, le faltaba el brazo izquierdo y varios dedos de la mano izquierda; tenía el pie derecho dañado y despegado, sujeto solamente a la peana sobre la que se asienta por una puntilla. Presentaba también una hechura poco acertada de los dedos del pie izquierdo. A lo anterior hay que sumar varias grietas, desconchones y faltas en el soporte, así como varias policromías superpuestas, todas ellas en mal estado y con desprendimientos.

La restauración consistió, por un lado, en la fijación del color, la eliminación de repintes y la recuperación de una policromía basada en otra más antigua que también mostraba perdidas y diferencias cromáticas.

Por otro lado, se reconstruyeron los dedos del pie derecho, los de la mano izquierda y el brazo que se había perdido, todo ello en madera tallada; se fortalecieron los ensambles, inyectando cola y rellenando todas las lagunas; se arregló la peana, cuyos ensambles se encontraban despegados, y se realizaron, también en madera, nuevos atributos. Dichos símbolos son la cruz y los tres clavos de la Crucifixión que aluden al carácter pasionario de este simulacro infantil propio de la devoción privada.

     
     
     
     
ESTADO INICIAL
     
     
 
     
     
 
     
     
     
     
 
     
     
 
     
     
     
     
 
     
     
 


© Encarnación Hurtado Molina. Todos los Derechos Reservados.