ESTADO FINAL
     
     
 
     
     
 
     
     
 
     
     
     
     

El proceso de restauración de esta Inmaculada Concepción, perteneciente a los Salesianos de la Trinidad (Sevilla), ha consistido en una limpieza general; la retirada de grandes zonas de repintes que ocultaban el estofado en oro, realmente perdido en algunas zonas, por lo que, en la medida de lo posible, se ha llevado a cabo una reintegración del mismo; inyección de cola en los ensambles, con el uso incluso de chirlatas en algunas zonas, y recomposición de la nuca, pues dicha zona presentaba falta de materia y un gran socavón, el cual se ha reintegrado con madera y pasta de restauración.

También se han retirado varias capas de estucos y policromía en el rostro de la figura, en sus manos y en uno de los ángeles de su base, y se le ha refrescado la policromía, ya que aunque se conservaba gran parte de la misma, presentaba algunas faltas. Los otros dos ángeles de la base se han policromado con el mismo tono y se les han limpiado las alas, que tenían una capa de purpurina.

Tanto la nube como el manto de la Virgen se han pintado, pero en lo alto de la pintura que tenía, ya que el trabajo ha consistido en un lavado de cara, pues no había tiempo para una restauración a fondo. Además, se le ha reforzado la peana y se le ha adaptado una cogida para su salida a la Catedral hispalense, donde presidirá la Vigilia de la Inmaculada de 2009.

Así mismo, se han limpiado y fijado los ensambles, pues algunos se encontraban totalmente desprendidos, y se le ha arreglado a la imagen mariana el ojo izquierdo, que estaba roto, siendo recompuesto con papel de cebolla, color y barnices.

     
     
     
     
ESTADO INICIAL
     
     
 
     
     
     
     
 
     
     
     
     
 


© Encarnación Hurtado Molina. Todos los Derechos Reservados.