Trabajos llevados a cabo por la escultora para el paso procesional de la Hermandad de la Oración en el Huerto del municipio gaditano de La Línea de la Concepción. Las referidas andas han sido labradas por el tallista sevillano Francisco Verdugo siguiendo un diseño de Antonio Dubé de Luque.

Se trata de dos altorrelieves que representan la Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén y la llamada "Sentencia de Cristo" o el momento en que es públicamente condenado a muerte, así como de dos bustos de los evangelistas Marcos y Lucas. Todas ellas son piezas de madera de cedro, talladas, policromadas y estofadas en oro fino.

Los relieves, de gran monumentalidad y abierto movimiento pese a sus pequeñas dimensiones, se coronan con los bustos de los evangelistas, cada uno de ellos acompañado de su atributo más característico: el león, símbolo de firmeza cristiana en el caso de Marcos, y el toro, símbolo del sacrificio redentor, en el de Lucas. Ambos llevan también libros por su condición de autores de los textos sagrados.

Prodigiosa la composición de siete figuras en el relieve de la Entrada en Jerusalén por la pequeñez del espacio. La autora juega con los volúmenes y las perspectivas para insertar la figura de Cristo bendiciendo a lomos del asno, la palmera sobre la que se asoma Zaqueo y los cinco jerosolomitas -dos hombres y tres mujeres, una de ellas con su hijo en brazos- que rinden alabanzas al Mesías y tienden palmas y mantos a su paso.

No menos lograda es la escena de la Sentencia, con cinco figuras que acompañan a la de Cristo escarnecido con la clámide: a la izquierda Pilato, con gran protagonismo, asistido por un esclavo y al que se abraza su esposa Claudia Prócula -discípula oculta de Jesús, según la tradición- pidiendo clemencia para el reo; a la derecha, dos sayones, uno de ellos mirando con misericordia a Curiosamente, aparece la columna del tormento centrando la composición.


© Encarnación Hurtado Molina. Todos los Derechos Reservados.