Con este magnífico conjunto formado por cinco relieves de pequeño formato, la escultora e imaginera utrerana completa la labor escultórica que ha llevado a cabo para el canasto procesional del crucificado gaditano de la Misericordia, titular de la Archicofradía de la Palma del popular barrio de la Viña.

Los tres primeros relieves fueron estrenados en la Semana Santa de 2016 y representan la exaltación de la Santa Cruz, la caída del maná del cielo y el anuncio por tres ángeles del embarazo de Sara, esposa de Abraham; escenas estas dos últimas tomadas del Antiguo Testamento.

Las nuevas tallas, adaptadas también para adornar las cartelas del canasto -tres figuran en la trasera y dos en los laterales del mismo-, aluden a cinco de las siete obras de misericordia corporales, estrechamente relacionadas con la advocación del Cristo titular de dicha corporación de penitencia: dar de beber al sediento, vestir al desnudo, asistir a los enfermos, visitar a los presos y enterrar a los muertos.

En su ejecución la artista ha alcanzado un más que apreciable grado de excelencia, resultando varias de sus mejores obras en el género. Todas las iconografías muestran la peculiaridad de relacionarse a su vez con los siguientes pasajes bíblicos; en este caso, tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento:

 

Dar de beber al sediento
Se representa con el pasaje de Moisés sacando agua de la peña en Horeb, relacionado a su vez con el de la caida del maná que forma parte de la primera entrega.

Vestir al desnudo
Relacionado con la parábola pronunciada por Jesús sobre el Hijo Pródigo, a través de la cual se transmite un mensaje misericordioso hacia el prójimo.

Asistir a los enfermos
Representado mediante la curación milagrosa de Cristo al paralítico de Cafarnaúm, pasaje recogido por tres de los evangelistas en sus textos.

Visitar a los presos
Aquí la escena escogida es la liberación de Pedro por un ángel, reflejándose así la misericordia de los seres celestiales, cuya intervención es frecuente en los Hechos de los Apóstoles.

Dar sepultura a los difuntos
De nuevo Cristo es el protagonista con su entierro en el sepulcro, tomando en este caso como referente el grupo labrado por Pedro Roldán para el retablo sevillano de la Santa Caridad.


© Encarnación Hurtado Molina. Todos los Derechos Reservados.