Copia para la devoción privada, realizada en pequeño formato (mide unos 73 cm de altura), de la venerada imagen de Nuestra Señora de la Esperanza Macarena, titular de la cofradía que lleva su nombre y realiza multitudinaria estación de penitencia en la Madrugada del Viernes Santo por las calles de la capital hispalense.

Realizada en terracota policromada (cabeza y manos) para vestir, esta pieza lleva ojos de cristal y pestañas superiores de pelo natural en la mascarilla, así como un juego de brazos articulados -con el fin de facilitar la tarea de vestirla- y un candelero interno o devanadera tallados en madera de pino.

La artista ha reproducido con la mayor exactitud los rasgos de la famosa efigie mariana -talla labrada hacia 1680 en el taller de Pedro Roldán- para la colección particular del sevillano Jesús Campos Montes, quien ha sido el encargado de ataviarla así como de confeccionar su rico atuendo, inspirado en el que luce habitualmente el original.


© Encarnación Hurtado Molina. Todos los Derechos Reservados.