Copia de la venerada imagen de Nuestra Señora de las Mercedes, Patrona de la localidad onubense de Bollullos del Condado. Ha sido realizada en madera de cedro policromada al óleo para vestir por Encarna Hurtado, siguiendo el mismo tamaño del simulacro mariano original (105 cm de altura). Tanto la figura de la Señora como del Niño que porta sobre su brazo izquierdo llevan ojos de cristal. La Virgen posee también pestañas de pelo natural en los párpados superiores.

El original ha sido catalogado como obra anónima sevillana de finales del siglo XVI por los historiadores onubenses Juan Miguel González Gómez y Manuel Jesús Carrasco Terriza. El pequeño Jesús es obra del escultor e imaginero sevillano Marcelino Roldán (1760), quien posiblemente reencarnó la imagen de la Señora. En cualquier caso su rostro resultó alterado en el periodo barroco con la colocación de los elementos postizos y la aplicación de nueva policromía.

Nuevamente la autora se inspira en el estilo y la morfología del prototipo, pero sin reducir por ello su obra a una servil copia. Recrea fielmente la frontalidad del semblante mariano, los sonrosados tonos, la forma de las manos, la graciosa postura del deífico Infante, cuya pierna izquierda está dispuesta a mayor altura... Todo sin embargo a través de su particular prisma artístico, y con el mérito añadido de que, empleando dicho método, el recuerdo del original permanezca en cada uno de sus detalles.

En las fotografías la talla aparece vestida por Jesús Campos, quien ha cedido para la ocasión los ropajes, las joyas y la corona. Respecto a la cabellera postiza de María, dispuesta de forma diferente a como la lleva la Patrona de Bollullos Par del Condado, ha sido cedida por la Hermandad de la Resurrección de Utrera (Sevilla), cuyos dos titulares, Nuestro Padre Jesús Resucitado (2009) y María Santísima de la Estrella (2007), fueron realizados también por Encarna Hurtado.


© Encarnación Hurtado Molina. Todos los Derechos Reservados.