Réplica a pequeño formato (80 cm de altura) de la Virgen de los Remedios, imagen mariana de Gloria con el Niño en sus brazos, muy venerada en la capital malagueña. Esta pieza de Encarnación Hurtado se halla labrada en barro cocido y policromado para vestir, con devanadera y brazos articulados tallados en madera.

Reproduce con gran fidelidad la efigie malagueña, tanto la fisonomía de ambas figuras como la composición de la escultura, de larga y ondulada cabellera que se derrama sobre su espalda; si bien la autora se permite la licencia de dulcificar sutilmente el hierático rictus del semblante de la talla mariana.

El icono original es una talla de autor desconocido, labrada en el año 1735 y venerada en la Iglesia de los Santos Mártires de Málaga, de la cual ostenta la Virgen de los Remedios el Patronazgo. Las manos de la Señora fueron labradas por Pedro Pérez Hidalgo en los años 80 del siglo XX. En el año 2002 fue intervenida por Francisco Romero Zafra, quien limpió la policromía, eliminó los repintes y aplicó suaves pátinas.

Realizada para una colección particular de un malagueño residente en la localidad sevillana de Dos Hermanas, sus ropajes han sido confeccionados por Jesús Campos, quien además ha vestido a la imagen y, muy gentilmente, ha prestado las preseas (coronas y ráfaga) que la adornan, así como algunos de sus mantos.


© Encarnación Hurtado Molina. Todos los Derechos Reservados.