Este grupo escultórico de pequeño formato que representa a María y José adorando al Recién Nacido, en presencia de los tres Reyes Magos, se halla realizado en madera de cedro dorada y estofada con oro fino, con carnaciones y policromía al óleo. La altura de cada figura, a excepción de las arrodilladas y del Niño, ronda los 45 cm.

La composición recuerda, tanto en la disposición de los personajes como en su candorosa impronta, a los populares conjuntos salidos del taller de Pedro Roldán, caso del que se conserva en el convento sevillano de Santa María de Jesús. En todos ellos se observa una influencia italiana, adelantada a la eclosión del belén napolitano en el XVIII.

Actualmente, las figuras de San José, la Virgen María y el pequeño Jesús se encuentran en Ayamonte (Huelva) y pertenecen a la colección particular del pintor Florencio Aguilera. Respecto a los Reyes, se conservan en la colección particular de Manuel López Rufián, en el municipio sevillano de Tocina.


© Encarnación Hurtado Molina. Todos los Derechos Reservados.